Buscar artículos...


Cómo definir la imagen de una empresa Imprimir

art id#199

La imagen de una empresa es la forma en que se le comunica al cliente lo que ofrecemos, lo que somos y lo que queremos ser como empresa. Comunicar todo esto correctamente es crucial para un negocio que desea crecer.

El “mercadeo” de cualquier negocio empieza con su primer cliente y generalmente los primeros clientes compran el producto o servicio porque conocen a la PERSONA que está detrás del negocio. Esa persona ya tiene una “imagen” frente al comprador, por lo tanto el nombre y el logotipo de la empresa pueden ser menos importantes.

Cuando el negocio crece, sin embargo, llegan clientes que no conocen a las personas detrás del negocio, sino que se orientarán POR LO QUE VEN… esto es, la marca, el logotipo, la imagen de la empresa. Con esto en mente se debe definir la imagen corporativa de cualquier empresa o negocio.

¿Qué incluye la imagen corporativa?

Tradicionalmente la imagen de una empresa o negocio incluye al menos un nombre (una o más palabras), una tipografía (tipo de letra), una combinación de colores y un logotipo (ícono). Según el tipo de negocio y las preferencias de sus dueños, se pueden sumar también un eslogan (frase representativa), una mascota (figura animada), una canción o melodía característica, entre otros elementos.

Luego, esta imagen corporativa se comunica al cliente a través de diversos elementos, como una tarjeta de presentación, un folleto o catálogo, sobres y cartas “membretadas” (con un “membrete” que señala la imagen de la empresa), etc. También se utilizarán para decorar la oficina, diseñar una página web, etc.

¿Qué debemos comunicar con la imagen?

Lo principal es que los clientes, al ver la imagen del negocio, entiendan (al menos parcialmente) qué es lo que se ofrece. Un nombre como “Metal-Pro” llevará al cliente a pensar en metales, maquinarias, quizás algunos pensarán en música metalera, instrumentos de rock… en consecuencia, sería un muy mal nombre para una tienda de informática, o de artesanía en fierro. Aunque no existen reglas absolutas para cuál será la marca “correcta”, es recomendable que el nombre de una empresa o negocio:

  • Sea fácil de recordar por los clientes
  • Tenga alguna relación con el servicio o producto a ofrecer
  • Que ayude a diferenciar el negocio de sus competidores
  • Sea cuidadoso con el “suena parecido a…” porque sí importa

Cuando se inventa un negocio, la marca puede parecer poco relevante, pero a medida que el negocio crece y las personas empiezan a recordar el negocio por su nombre y su logotipo, resulta cada vez más difícil “cambiar el nombre” ya que las personas conocen y recomiendan el negocio por lo que recuerdan.

Por esto, es mucho mejor darse un tiempo para diseñar una buena imagen antes de empezar el negocio y así más adelante no será necesario “reinventar” la imagen de la empresa, lo que resulta mucho más caro.

 

Artículo escrito por:

El equipo Rodinias.com

 Marketing.Rodinias.com

 

 

Conozca también...

Banner

Usuarios registrados



ENCICLON - Enciclopedia de Negocios, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting